Beyond Fire~

Friday, January 4, 2013

Capítulo 8.¿Aliada?Amiga.


El temblor aumenta por momentos,varias piedras caen a nuestros pies.Al borde de perder los nervios,recogemos rápidamente lo que podemos:yo el arco y el carjac,Rubi las mochilas.Los bloques de piedra empiezan a aumentar de tamaño,ya casi supera el de nuestras cabezas,así que los movimientos deben de ser rápidos y precisos,no podemos permitirnos ni un desliz...porque luego hay que huir lejos antes de que la lava lo consuma todo.
La roca que tapa la salida está a medio desplazar,los temblores se han encargado de ello,así que tenemos que realizar menos esfuerzo para salir.Cuesta abajo,nuestros pies corren lo más rápido que puede permitirle el suelo en movimiento,que amenaza en romperse en cualquier momento.Un olor a ceniza impregna el aire,solo quiere decir una cosa.
-¡Selene,corre!-la voz de Rubi se funde con la explosión del volcán,expulsando lava de un color anarajado oscuro.Yo nunca he visto la lava,ni tenía la intención de verla,pero ahora que estoy viéndola con mis propios ojos siento el mismo miedo que supuse que tendría.La temperatura sube descomunalmente,chispas de fuego nos rodean por completo,quemando árboles sin compasión por los tributos vivos.Pronto,la arena se convierte en una jaula de fuego:Lava por detrás,fuego a nuestro alrededor.El aire es casi inrespirable,está cargado de ceniza y el humo lo invade todo.Pienso que puedo morir asfixiada en cualquier momento si me quito la chaqueta de la boca,lo único que me permite ''respirar''.
Rodeadas por el fuego en todas las direcciones,Rubi y yo nos obligamos a detenernos,buscando un camino por el que huir.Lo único que parece no afectarle el fuego es la zona que se aproxima a la playa,pero el paso está cerrado por las llamas.
-Tenemos que atravesarlas-dice Rubi,echándose las mochilas a la espalda.
-¿Estás loca?-grito,llevándome el pelo tras las orejas en un intento de ampliar el campo de visión.
-¡Selene,es nuestra única opción!-grita,permiendo la mirada en la lava que se aproxima velozmente.Calculo que unos doscientos metros hasta nosotras nos separa de una muerte calcinadas.La miro sin saber qué decir,intentando buscar otra vía de escape,pero parece ser la única.He de admitir que me da miedo el fuego,pero si quiero vivir debo pasar por esa barrera.Me cierro la chaqueta hasta que la cremallera y los botones alcanzan y me pongo la capucha,cubriendo todo mi pelo con ella.Rubi hace lo mismo,poniéndose una de las mochilas bajo la suya,dejando en la otra  la comida que le enviaron y uno de los cuchillos-¿Preparada?-me dice mirándome fijamente.Niego con la cabeza,pero ella me responde con una sonrisa en un principio tranquilizante.Agacha la cabeza todo lo que puede y corre,y pronto se pierde tras las llamas.
-¡Rubi!-grito desesperadamente,pensando en que esa puede haber sido la última vez que viese a mi aliada,pero ella resurge tras ellas,animándome con la mano a cruzar.
-No tengas miedo-dice en voz baja,pero lo suficientemente claro como para que yo pueda leerlo en sus labios.
''No tengas miedo,no te lo permito'' la frase que Friday me dijo antes de salir a la arena completa la de Rubi,y agachando la cabeza,empiezo a correr.No se de donde saco las fuerzas,ni si voy a seguir teniéndolas en el momento decisivo,solo se que mi cuerpo aumenta su temperatura a cada paso que me acerco a la barrera...y me encuentro en ella.
Mi mente se queda en blanco unos instantes,y acabo en el suelo.
A salvo.
Rubi me hace rodar,pues parte de la chaqueta está en llamas,y me intenta tranquilizar.Cuando ya no hay peligro de que salga ardiendo,me levanta y me abraza.Casi parece que va a llorar.
Donde estamos,no hay llamas,parece incluso como si hubiese algo que las aleja,pero eso no nos garantiza que la lava se detenga,así que seguimos corriendo,aunque permitiéndonos relajar el ritmo.
Me duele la cara,diría incluso que me he quemado.Mis manos están rojas,tienen quemaduras,sobretodo en los dedos y nudillos,pues fue lo que puse delante de las llamas.Rubi tiene el mismo aspecto que yo,ambas con la ropa chamuscada.
Pero seguimos vivas.

Cuando llegamos a la playa,no nos detenemos hasta llegar al agua.Al principio escuece,pero es lo único capaz de aliviar el ardor en nuestra piel,por lo que merece la pena soportarlo.La lava se detuvo a mitad de bosque,arrasando con todo lo que había,y al parecer,con un tributo incluido.
Efectivamente,nuestra piel está quemada.Mis mejillas han enrojecido con fuerza y parte de mis cejas han desaparecido,dándome un aspecto casi ridículo,por no decir bastante.Me duelen las manos con el más mínimo movimiento.
Rubi ha salido algo mejor parada que yo,solo tiene quemaduras leves en la cara y un leve rasguño en la mano derecha.
-No vamos a estar solos-dice de repente-No es casualidad que solamente quede esta zona intacta
-Solo se ha quemado la montaña y parte del bosque-digo mirando a mi alrededor-Queda mucha arena intacta-murmuro,intentando rozarme los nudillos,pero me es imposible,cualquier contacto ya sea con el aire o conmigo misma hace que me muerda el labio,intentando contener el dolor.
-¿Duele mucho?-me pregunta Rubi,acercándose a mis manos.
-¿Tú qué crees?-digo,intentando olvidar el dolor.
-En mi Distrito hay unas cremas para quemaduras,tal vez puedan hacer algo por tí-dice sonriente,medio mirándome a mí,medio mirando al cielo.Y no falla,porque pocos minutos después,un paracaídas cae del cielo.Lo observo caer con la boca abierta,Rubi sonriendo complacida,yo sin poder imaginar el elevado número de patrocinadores que tendrá.¿Y yo?¿Tendré alguno?Estar ''enamorada'' de Jake no me ha servido de mucho,lo único que he recibido ha sido una nota de Ellery y Friday.¿Y Rubi?Pastillas,comida,cremas.Empiezo a perder de nuevo la esperanza en ganar estos Juegos.
Rubi separa el paquete de la tela y saca un tarrito de cristal del tamaño de su puño,en cuyo interior hay una crema rosada con el olor familiar del aloe,y otro del tamaño de un dado.
-Trae-me dice,pidiéndome la mano.Con extremo cuidado,extiende la crema rosada parte de ella sobre las quemaduras,aplicando incluso sobre las zonas que no se han quemado,dejándolas frescas.El alivio es inmediato,y el dolor mengua poco a poco.Extiende también sobre mi cara,y se para a reirse de mis cejas.
-No tiene gracia-digo,tapándomelas con las manos.
-Si,y mucha-continúa riendo,abriendo la otra caja.Tiene un líquido viscoso de color azul,que extiende sobre esa zona.Sigo sin creerme que los patrocinadores de Rubi le envien todo eso.
-¿Cómo lo haces?-le digo mientras extiendo crema sobre su cara-Tener tantos patrocinadores
-Me viene de familia-dice sonriente y nostálgica a la vez.Puede que se refiera a alguien que patrocinó a sus hermanos,y que quiera continuar con la familia,así que dejo las preguntas y cierro el tarro,guardándolo de nuevo en la mochila.
Nos quedamos tiradas en la arena,recuperando la calma que había en la cueva,aunque atentas ante la posible aparición de algún tributo.
Pasan dos horas y no aparece nadie,y nos permitimos darnos un baño.Mis quemaduras han mejorado bastante,y me permito mantenerlas bajo el agua hasta que se me arrugan las yemas de los dedos.En un momento dado,pierdo la mirada en el mar.
Yo no se nadar,¿Cómo será?Siempre he sentido curiosidad,pero nunca he tenido la oportunidad de aprender.Sin embargo,Rubi si sabe,me lo demuestra dando largas brazadas a mi alrededor,con su sonrisa tranquila y su piel brillando por el agua y el sol.
-¿Qué se siente?-murmuro cuando pasa delante mía.Se detiene y sonríe,tirando de mis brazos hacia ella.Sin embargo,el miedo a ahogarme me detiene,y parece que ella lo nota.
-Es como si volaras-dice en un suspiro,nadando de espaldas.Me fijo en sus movimientos:los brazos extendidos,como si fuese a emprender el vuelo,moviéndolos coordinadamente,los pies moviéndose rítimica y constantemente-¿Porqué no lo intentas?-dice sonriente.Yo niego con la cabeza,y se da por aludida.

Salgo del agua,con la camiseta y mi ropa interior empapada,y me coloco sobre mi chaqueta,con este sol y este calor no tardaré en secarme.Rubi sigue en el agua,entrando y saliendo de ella,zambulléndose cada dos por tres.Parecía como si no se hubiese divertido así en años.
Aunque la verdad,puede que sea cierto:Si estaba pensando terminar lo que Crystal empezó,debió de entrenar duro durante todo este año,sin apenas tiempo para los buenos momentos.
Cuando mi cuerpo se ha secado,me coloco la chaqueta sobre la cabeza para evitar otra insolación y saco de una de las mochilas uno de los paquetes de galletas.Me llevo una a la boca y la mantengo dentro,dejándo que el sabor a canela y azúcar bañe mi lengua.
Simplemente,está deliciosa.Tengo la tentación de coger otra,pero no tengo demasiada hambre,y prefiero reservar para emergencias,así que guardo las demás.
Rubi no tarda en salir del agua y repetir lo que yo,comiendo una y dejando el resto.Cuando ya está seca,hablamos.
Es extraño,deberíamos estar cazado o corriendo tras algún tributo,pero ambas coincidimos en que momentos de paz como este no se van a repetir,y mucho menos juntas.Y descubro entonces que Rubi no es solo mi aliada,también es mi amiga.
Abandonar a los profesionales para aliarse conmigo no es algo que nadie esperaba,y mucho menos yo.En los pocos días que llevamos en la arena,me ha contado cosas sobre su vida y yo sobre la mía,me ha ayudado a escapar de los profesionales,me ha curado cuando he sangrado,compartido sus regalos conmigo.
Si,definitivamente es mi amiga.
Le cuento que maté a Caden y me felicita,dándome la mano con fuerza.
-Bienvenida a los profesionales-dice guiñandome un ojo.Sonrío,de no ser porque Rosse y Drake no descansarán hasta ver mi cara en el cielo nocturno,podría incluso considerar la posibilidad de una alianza con ellos.

Pero todos sabemos que es imposible.

2 comments:

  1. Ola querido autor de este maravilloso blog de nuevo xD!enhorabuena, as sido nominado a uno de los mejores 15 blogs,sige la cadena!para verlo pasate por mi blog ;):http://anniecrestaodair.blogspot.com.es/
    Besos M.T

    ReplyDelete